List Headline Image
Updated by Vander Fujisaki on Apr 17, 2015
 REPORT
8 items   1 followers   0 votes   4 views

Películas con las que te cagas de miedo

Películas con las que te cagas de miedo

A Nightmare on Elm Street (1984)

La película que dio inicio y origen a uno de los personajes más sanguinarios y terroríficos del cine. Tiene tantas secuelas que es inevitable no haber visto ninguna. Pongamos la primera porque salía Johnny Depp, porque es la inicial, porque está muy bien y porque Wes Craven se lo curró. El remake apesta.

Ring (1998)

The Ring, en su versión japonesa, significó mucho para el cine japonés, que tuvo un momento de gloria en las salas españolas (hasta que venía el listo de turno y se reía de la niña despeinada). La película tiene algo que acojona desde el primer momento. El remake apesta (y van 2).

The Exorcist (1973)

No podía faltar. El sonido, la música, esas escenas que se rodaron con los medios de la época y que ahora con efectos especiales no darían tanto miedo... lo tiene todo. Hay quien prefiere evitarla, porque después tiene pesadillas. Es una película de culto y no nos cansamos de verla.

House on Haunted Hill (1999)

Esta película, que no fue ni mucho menos un exitazo de taquilla, tiene algunas secuencias inquietantes que te pueden dar más de un dolor de cabeza para conciliar el sueño después de verla. Se queda un poco tirada al final, pero merece estar en la lista.

Mirrors (2008)

Ey, es Jack Bauer en una película de terror. El tema de los espejos tiene su intríngulis, y algunas de las escenitas que se gasta son tela marinera. La secuela es horrible, así que recomendamos evitarla (fue directa a vídeo y ya sabéis qué suele significar eso).

A Nightmare on Elm Street (1984)

La película que dio inicio y origen a uno de los personajes más sanguinarios y terroríficos del cine. Tiene tantas secuelas que es inevitable no haber visto ninguna. Pongamos la primera porque salía Johnny Depp, porque es la inicial, porque está muy bien y porque Wes Craven se lo curró. El remake apesta, pero eso seguro que ya lo sabéis.

Robert Englund era el protagonista, un tipo de esos que te provocaba pesadillas, ya fuera que viviéramos en Elm Street o en cualquier otra calle. Antes le habíamos visto mucho en V, la serie de televisión, así que el cambio de registro era bastante gordo. De la saga de Freddy Krueger hubo secuelas y secuelas hasta decir basta. Si os hacéis una maratón os garantizamos que la diversión estará asegurada.

A Nightmare on Elm Street (1984)

La película que dio inicio y origen a uno de los personajes más sanguinarios y terroríficos del cine. Tiene tantas secuelas que es inevitable no haber visto ninguna. Pongamos la primera porque salía Johnny Depp, porque es la inicial, porque está muy bien y porque Wes Craven se lo curró. El remake apesta, pero eso seguro que ya lo sabéis.

Robert Englund era el protagonista, un tipo de esos que te provocaba pesadillas, ya fuera que viviéramos en Elm Street o en cualquier otra calle. Antes le habíamos visto mucho en V, la serie de televisión, así que el cambio de registro era bastante gordo. Él era quien se encargaba de hacer añicos los sueños de jóvenes que en vez de hacer botellón, por las noches preferían dormir. Eran otros tiempos, los 80 y esas cosas. Y la cantidad de sangre que volaba por pantalla era digna de ver.

De la saga de Freddy Krueger hubo secuelas y secuelas hasta decir basta. Si os hacéis una maratón os garantizamos que la diversión estará asegurada.

Ring (1998)

The Ring, en su versión japonesa, significó mucho para el cine japonés, que tuvo un momento de gloria en las salas españolas (hasta que venía el listo de turno y se reía de la niña despeinada). La película tiene algo que acojona desde el primer momento. El remake apesta (y van 2).

Aunque hubo otras muchas películas de terror procedentes de Japón que hicieron que saltáramos de la butaca, esta fue la precursora de su éxito en Occidente. No es que la moda durara demasiado tiempo, dado que el público y las distribuidoras cinematográficas se cansaron de él. Además, se le perdió respeto a la presencia de las niñas fantasma con los pelos por encima de la cara y a la aparición de presencias fantasmales. No obstante, después de haber visto de nuevo la película recientemente, debemos decir que nos sigue dando mucho miedo.

Pueden decir muchas cosas del cine japonés, pero no podemos negar que nos pone los pelos como escarpias. En The Ring el responsable fue el director Hideo Nakata, que se trata de una de las estrellas del género.