List Headline Image
Updated by Animacion Cursos Servicios Educativos on Nov 17, 2017
 REPORT
23 items   1 followers   12 votes   3.28k views

Curso Discapacidad Intelectual

Curso a distancia Monitor en integracion de personas con discapacidad intelectual en el tiempo libre

Discapacidad Intelectual

Discapacidad (disability): «Toda restricción o ausencia (debido a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano». La discapacidad no es una enfermedad sino cualquier restricción o ausencia de la capacidad física, intelectual o sensorial y también se le considera una dolencia que requiere de atención médica o una enfermedad mental que puede ser de carácter transitorio o permanente. Puede clasificarse en tres tipos: Neuromotora (parálisis cerebral, distrofia músculo-esquelética, etc.), sensorial (problemas del lenguaje, sordera, debilidad visual y ceguera) y mental.

Curso Monitor Discapacidad Intelectual

El ambito de la discapacidad tiene mayores necesidades de formacion y de intervencion especializada en el campo de la animacion sociocultural y la educacion en el Tiempo Libre.

Discapacidad Intelectual. Cursos

http://animacion.synthasite.com/monitor-especializado-en-integracion-de-personas.php Formacion a distancia para monitores de tiempo libre, educadores, animad...

Integracion discapacitados intelectuales

DISCRIMINACIÓN A PERSONAS CON DISCAPACIDAD: http://cursoseducadores.blogspot.com.es/2014/08/discapacidad-intelectual.html Discapacidad Intelectual: Dinámica ...

Video Curso Monitor discapacidad intelectual en el Tiempo Libre

http://animacion.synthasite.com https://twitter.com/cursosanimacion Curso a distancia toda España. OFERTAS Y DESCUENTOS El ámbito de la discapacidad tiene ma...

Siguenos desde el movil

Una minusvalía, es una situación desventajosa para un individuo determinado, consecuencia de una deficiencia o de una discapacidad, que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso (en función de su edad, sexo y factores sociales y culturales). Pero la minusvalía no sólo se produce por la desventaja que tiene una persona, a la hora de cumplir un rol o llevar a cabo una acción, debida a una deficiencia y discapacidad. También se produce por la respuesta de la sociedad hacia la situación de dicha persona y la sociedad responde de distinta manera según las deficiencias sean visibles o invisibles y las desventajas graves o ligeras.

Siguenos desde el movil

Curso a distancia toda España:

MONITOR ESPECIALIZADO EN INTEGRACION DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL EN EL TIEMPO LIBRE
Duración: 100 horas

Video Cursos bullying, discapacidad, dinamicas, maltrato, sexualidad

http://cursosanimacion.weebly.com Cursos monograficos a distancia toda España sobre bullying, maltrato, discapacidad intelectual, juegos, ludotecas, violenci...

CURSOS INTEGRACION SOCIAL

Cursos a distancia toda España. Este Programa formativo proporciona la posibilidad de aumentar y mejorar el curriculum vitae

Cursos educacion social

Cursos a distancia para educadores, integradores sociales, maestros, pedagogos, animadores, trabajadores sociales, estudiantes, voluntariado

Cursos educacion, integracion, trabajo social, animacion sociocultural

Cursos a distancia de drogodependencias, psicologia, educador de calle, educador hospitalario, educador familiar, monitor de juegos, inteligencia emocional, discapacidad intelectual, violencia escolar, alcoholismo, violencia juvenil, dinamica de grupos, e

Monitor Especializado en integracion de personas con discapacidad intelectual en el Tiempo Libre

DISCRIMINACIÓN A PERSONAS CON DISCAPACIDAD:

El rechazo a estas personas se manifiesta más por sentimientos de pena y de compasión que con rechazo abierto, al contrario que colectivos como, por ejemplo, los delincuentes. Estos afectos de pena suelen ser ambivalentes mezclándose la pena y repulsión. Puede deberse a que socialmente, se nos ha enseñado a sentir lastimas de las personas con discapacidad, al mismo tiempo que la repulsa hacia los estigmas físicos. Una de las formas que han surgido a lo largo de la historia para lograr compatibilizar ambos sentimientos es culpabilizar a la persona con discapacidad. Un estudio Jones y cols. (1984) demuestra que las personas con estigmas físicos provocan en los demás sentimientos de desagrado, naúseas, sensación de mareo...

Se les está categorizado, aplicándoles el estereotipo discapacitado pero en el sentido de que no pueden hacer ciertas cosas. Con lo que tienen que luchar contra las barreras físicas pero también contra las barreras psicológicas y sociales.

A la hora de interactuar con personas discapacitadas solemos tener problemas combinando naturalidad y «buenos sentimientos» convirtiéndose en interacciones muy rígidas. Además, las personas sin discapacidad desvian la mirada del miembro estigmatizado e intentan evitar ciertas palabras de la vida cotidiana que estén relacionadas con el hándicap (como por ejemplo decirle a un ciego «¿cómo lo ves?»).

Debido a estas conductas de las personas sin hándicap, la persona discapacitada percibe, en la mayoría de las ocasiones, que el medio social resulta más incapacitante que el propio estigma físico.

Las personas con discapacidad tienen la dificultad para realizar ciertas actividades consideradas para otros como normales. El mayor reto que han tenido es demostrar a la sociedad que no son una clase aparte. Las personas discapacitadas son unas de las más afectadas en nuestro país por la discriminación. Para ellos es difícil conseguir trabajo, obtener una adecuada asistencia médica, conseguir instituciones educativas acorde a sus necesidades y recursos ...

Históricamente han sido compadecidos, ignorados, ocultados en instituciones...

Hasta la segunda mitad del siglo XX fue difícil que la sociedad reconociera que las personas con discapacidad tenían las mismas facultades, necesidades e intereses que el resto de la población. Por ello seguía existiendo un trato discriminatorio en aspectos importantes de la vida: Empresarios que se resistían a dar trabajo o promocionar a las personas con discapacidad, propietarios que se negaban a alquilarles sus casas, tribunales que a veces les privaban de derechos básicos... En las últimas décadas esta situación ha ido mejorando gracias a cambios en la legislación, a la actitud de la población y a la lucha de las personas con discapacidad por sus derechos como ciudadanos e individuos productivos.

Las personas con discapacidad, en el ejercicio de sus derechos, han luchado por establecer los siguientes principios: Ser evaluados por sus méritos personales y no por ideas estereotipadas sobre discapacidades, que la sociedad realizase cambios que les permitiesen participar en la vida social y en su integración, que le permitan participar con más facilidad en la vida empresarial y social (facilitar el acceso con sillas de ruedas al transporte público, a edificios y a espectáculos) y, finalmente, integrarse con la población capacitada...

Discapacidad: discriminacion social

DISCRIMINACIÓN A PERSONAS CON DISCAPACIDAD

El rechazo a estas personas se manifiesta más por sentimientos de pena y de compasión que con rechazo abierto, al contrario que colectivos como, por ejemplo, los delincuentes. Estos afectos de pena suelen ser ambivalentes mezclándose la pena y repulsión. Puede deberse a que socialmente, se nos ha enseñado a sentir lastimas de las personas con discapacidad, al mismo tiempo que la repulsa hacia los estigmas físicos. Una de las formas que han surgido a lo largo de la historia para lograr compatibilizar ambos sentimientos es culpabilizar a la persona con discapacidad. Un estudio Jones y cols. (1984) demuestra que las personas con estigmas físicos provocan en los demás sentimientos de desagrado, naúseas, sensación de mareo...

Enlaces discapacidad

La persona con discapacidad intelectual es un individuo con características propias como tal, que tiene virtudes y defectos en razón de su educación, de la influencia de su entorno familiar, de su entorno social, o simplemente de su personalidad; defectos y virtudes no necesariamente imputables en razón a su pertenencia a un grupo de personas con discapacidad. Por eso, estas personas han de ser valoradas y aceptadas por ser hombres, mujeres, ciudadanos, vecinos, trabajadores, personas con intereses individuales y no sólo por su condición de personas con discapacidad intelectual.

curso discapacidad intelectual

Curso a distancia toda España sobre Discapacidad Intelectual dirigido a monitores de tiempo libre, educadores, animadores socioculturales, integradores sociales, maestros, pedagogos de Animacion Servicios Educativos en Interesante

Guia Didactica Curso Monitor integracion personas con discapacidad intelectual

Curso a distancia toda España y Latinoamerica Ofertas y Descuentos Dirigido a Trabajador Social, Pedagogo, Educador Social, TASOC, Mediador Social, Animador Sociocultural, Educador Familiar, Profesorado, Monitor de Ludoteca, Monitor de Discapacitados, Monitor de Granja Escuela, Técnico Casa de Juventud, Técnico de Información Juvenil, Formador de Formadores, Tecnico en Integracion Social, Educador Social, Educador Infantil, Educador Centro de Acogida, Terapeuta, Orientador Educativo, Monitor de Tiempo Libre,.. estudiantes de Psicologia, Magisterio, Trabajo Social, Educación Social, Educacion Infantil, Integracion Social, Enfermeria, Tecnico Atencion Sociosanitaria. Auxiliar de Clinica... asociaciones, instituciones, colectivos, centros cívicos,... | Issuu

Curso Monitor integracion personas discapacidad intelectual

Curso a distancia toda España: MONITOR ESPECIALIZADO EN INTEGRACION DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL EN EL TIEMPO LIBRE Duración: 100 horas ¡¡Ofertas y Descuentos!! Diploma acreditativo. Objetivos: - Capacitar a monitores, animadores, educadores y personas interesadas para la realización de actividades socioculturales y de tiempo libre dirigidas a allanar la integración de personas con discapacidad…

Curso Discapacidad Intelectual – Cursos educacion social

ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE

Cursos Animacion Servicios Educativos - Google+

Cursos Animacion Servicios Educativos - Google+

702

Televisión perversa

Televisión perversa

Solo una televisión perversa puede envenenar la mente de un niño.

La televisión, un arma de doble filo

ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Apdo. 3049 · 36205 VIGO - España
Tlf: 986253866 · 615383003
formacionadistancia@arrakis.es
http://animacion.synthasite.com
https://cursoseducadores.blogspot.com.es

Monitor Especializado en integracion de personas con discapacidad intelectual en el Tiempo Libre

DEFICIENCIAS, DISCAPACIDAD Y MINUSVALÍA

La marginación (que se da siempre cuando unos grupos dominantes imponen sus normas a otros grupos dominados) es un fenómeno social. A lo largo de la historia humana, la discapacidad, en sus diversas manifestaciones ha sido objeto de discriminación. El Minusválido se siente marginado porque no disfruta de igualdad de oportunidades para el acceso a la educación, al trabajo, a la vivienda, al transporte público, a la vida diaria, etc. Todos ellos son derechos que sin embargo, nuestra Constitución les reconoce. La sociedad en su conjunto y cada uno en la medida de sus posibilidades sociales, tiene que poner todos los medios para erradicar marginación e injusticia.

En el mundo actual existe un número muy grande y creciente de personas con discapacidad que con demasiada frecuencia han de vivir en condiciones de desventaja, debido a las barreras físicas y sociales existentes en la sociedad. En el análisis de la situación se debe tener en cuenta el contexto de los distintos niveles de desarrollo social y diferentes culturas. El aumento de este número puede atribuírsele a muchas causas entre las que se encuentran:

l Proporción elevada de familias sobrecargadas, empobrecidas, hacinadas, en malas condiciones de vida.
l Poblaciones con elevado porcentaje de analfabetismo y de conocimientos sobre las discapacidad, prevención, tratamiento, lo que trae discriminación, estigmas, ideas erróneas...
l Programas inadecuados de asistencia y servicios
l Obstáculos como distancias, barreras arquitectónicas.
l Situación deficiente de asistencia social, sanitaria, educación, formación o empleo.

r DEFINICIÓN:

A menudo suele referirse a la discapacidad como deficiencia o minusvalía. Sin embargo existe diferencia entre estos términos. La Organización Mundial de la Salud en el contexto de la experiencia en materia de salud, establece la distinción siguiente entre deficiencia, discapacidad y minusvalía:

l Deficiencia: «Toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica».

Una deficiencia es toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica que pueden ser temporales o permanentes, entre las que se incluyen la existencia o aparición de una anomalía, defecto o pérdida producida en un miembro, órgano, tejido u otra estructura del cuerpo humano, así como también los sistemas propios de la función mental. Esta definición hace referencia a las anormalidades de la estructura corporal y de la apariencia, y a la función de un órgano o sistema, cualquiera que sea su causa; en principio, las deficiencias representan trastornos a nivel de órgano.

l Discapacidad (disability): «Toda restricción o ausencia (debido a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano». La discapacidad no es una enfermedad sino cualquier restricción o ausencia de la capacidad física, intelectual o sensorial y también se le considera una dolencia que requiere de atención médica o una enfermedad mental que puede ser de carácter transitorio o permanente. Puede clasificarse en tres tipos: Neuromotora (parálisis cerebral, distrofia músculo-esquelética, etc.), sensorial (problemas del lenguaje, sordera, debilidad visual y ceguera) y mental.

Es la restricción o pérdida de la habilidad para desarrollar una acción o actividad en una forma considerada normal para las personas. Es una alteración física o mental que supone un obstáculo o dificultad para realizar algunas de las actividades humanas.

La discapacidad se caracteriza por excesos o insuficiencias en el desempeño y comportamiento en una actividad rutinaria y normal, las cuales pueden ser temporales o permanentes, reversibles o irreversibles, progresivas o regresivas. Siguiendo con la definición de la OMS, la discapacidad tiene que ver con aquellas actividades y comportamientos que son aceptados, por lo general, como elementos esenciales de la vida cotidiana.

En la Declaración de los Derechos Humanos de la O.N.U. en 1.987, se utilizó la palabra «Discapacitado» para definir al grupo de personas que por distintos factores, sean genéticos o adquiridos poseen una capacidad distinta.

Una discapacidad es toda restricción o ausencia (debida a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano. Deberíamos por tanto hablar de personas con discapacidad y nunca de discapacitados.

Se incluyen tanto las que tienen que ver con operaciones elementales necesarias (percepción, manipulación o relación con el entorno),que estarían ligadas con las características intrínsecas de la deficiencia que se padece, como las relacionadas con comportamientos, actividades o tareas complejas, que estarían relacionadas no sólo con la deficiencia sufrida, sino también con las características del entorno donde se relaciona la persona.

l Minusvalía: «Situación desventajosa para un individuo determinado, consecuencia de una deficiencia o de una discapacidad, que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso, en función de la edad, sexo, factores sociales y culturales».

La minusvalía esta en función de la relación entre las personas con discapacidad y su ambiente. Ocurre cuando dichas personas se enfrentan a barreras culturales, físicas y sociales, que les impiden el acceso a los diversos sistemas de la sociedad que están a disposición de los demás ciudadanos.

Sería por tanto, la pérdida o la limitación de las oportunidades de participar en la vida de la comunidad en igualdad con los demás.

Las personas con discapacidad no forman un grupo homogéneo. Por ejemplo, las personas con enfermedades o deficiencias mentales, visuales, auditivas o del habla, las que tienen movilidad... todas ellas se enfrentan a barreras diferentes, de índole diferente y que han de superarse de maneras diferentes.

Es toda persona con limitaciones para realizar por sí misma las actividades necesarias para su normal desempeño físico, mental, social, ocupacional y económico, limitación que pudo provocarse por enfermedad, nacimiento o accidente.

Una minusvalía, es una situación desventajosa para un individuo determinado, consecuencia de una deficiencia o de una discapacidad, que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso (en función de su edad, sexo y factores sociales y culturales). Pero la minusvalía no sólo se produce por la desventaja que tiene una persona, a la hora de cumplir un rol o llevar a cabo una acción, debida a una deficiencia y discapacidad. También se produce por la respuesta de la sociedad hacia la situación de dicha persona y la sociedad responde de distinta manera según las deficiencias sean visibles o invisibles y las desventajas graves o ligeras.

A efectos de la ley se entiende por minusválida toda persona cuyas posibilidades de integración, educativa, laboral y social se hallan disminuidas como consecuencia de una deficiencia, previsiblemente permanente, de carácter congénito o no, en sus capacidades físicas, psíquicas o sensoriales.

La O.N.U. entiende por minusválidos toda persona incapaz de atender por sí sola, total o parcialmente, a las necesidades de su vida individual y/o social, como consecuencia de una deficiencia, congénita o no, en su capacidad física.

Toda persona por el hecho de tener una minusvalía ya sea física, psíquica o sensorial se considera desde el punto de vista médico, minusválido. Pero desde una perspectiva legal, minusválido es «la persona afectada por una disminución de su capacidad, que, ningún caso puede ser inferior al 33 por 100».

Se ha clasificado de diversas maneras a la discapacidad, tal vez la mas completa sea la que las divide en mental, sensorial, motora y visceral:

  • Mental: Es la que sufre toda persona que tiene una disminución de sus facultades mentales o intelectuales.
  • Sensorial: Es la privación o disminución de alguno de sus sentidos
  • Motora: Es la disminución motriz, que le impide manejar su cuerpo con total autonomía.
  • Visceral: Es la deficiencia en su aparato físico, que ocasiona la imposibilidad de desarrollar sus capacidades con total normalidad por ejemplo una persona diabética.

La importancia del problema de la persona con desventaja no está, necesariamente, en relación directa con la gravedad de la discapacidad o afección, sino con las dificultades de todo orden que esta discapacidad crea en cada individuo en particular. La misma discapacidad puede producir desventajas muy diferentes, desde el punto de vista laboral, no así del humano y del psicosocial, en dos individuos según sus circunstancias.

No toda deficiencia debe comportar una discapacidad, ni toda persona con deficiencia o discapacidad se encuentra forzosamente en una situación de desventaja (minusvalía). La minusvalía representa la socialización de una deficiencia o discapacidad, reflejando las consecuencias de tipo cultural, social, económico o ambiental. En la medida en que estas consecuencias no aparezcan no existiría una situación de minusvalía.

724

ACTITUDES HACIA LA PERSONA CON DISCAPACIDAD

ACTITUDES HACIA LA PERSONA CON DISCAPACIDAD

Actitud:

En su acepción latina «Attitudine» tiene dos raíces (o dos vertientes): «apto» y «acto». La primera, relacionada con propiedad «se es apto», «se posee algo» y la segunda con «acto», «postura», «acción». Pero más atrás las dos raíces de ACT y APT son originarias del sánscrito de la raíz «ag», significando «hacer» o «acto». La raíz «ag» lleva en sí el motor o la forma del ACT y del APT y, de hecho, es el soporte del concepto presente de la relación entre el acto y los componentes subyacentes de la «aptitud» del sujeto.

Históricamente la noción de actitud ha tenido innumerables formulaciones, casi tantas como especialistas se ocuparon del tema, haciendo verdad la frase de Allport, G. (1935): «Actualmente se pueden medir las actitudes mejor de lo que se las puede definir».

Las actitudes son conceptos descriptivos que se infieren a partir de la observación de la conducta, por lo que no son por sí mismas directamente observables o medidas.

Las actitudes son consideradas como una predisposición a clasificar los objetos y el grado de reacción ante estos y su consistencia evaluativa. Las actitudes son constructos hipotéticos (son inferidos pero no objetivamente observables). El término actitud fue introducido en el ámbito de la Psicología Social por Thomas y Znaniecki (1918) con el objeto de explicar las diferencias conductuales.

El concepto de actitud surge del intento de explicar las regularidades observadas en el comportamiento de personas individuales. Unos tienden a adoptar como propias los comportamientos del grupo mientras que la tendencia de otros es hacia su clase social como el asignar personas por la significación que le dan al color de la piel considerándolo como una distinción de clase y que se comportan de igual manera ante todos ellos. En semejante caso se habla del mantenimiento de una actitud específica de grupo étnico o racial. Las actitudes son evaluadas conforme a ciertos parámetros de observabilidad, evaluando las respuestas emitidas ante determinados hechos.

Se puede considerar que el problema de las actitudes negativas hacia estas personas está en que la sociedad que valora en exceso la belleza, la inteligencia y la capacidad de ganar dinero y en consecuencia, se rechaza a las personas que no son inteligentes, ni bellas y que no ganan dinero, por ello los cambios no logran cambiar los prejuicios de la mayoría de las personas. Es así que debemos modificar los valores y actitudes que subyacen. La discriminación hacia estas personas es un mal mundial, que no distingue raza, nación ni religión. El temor a lo «distinto» genera rechazo, y por ende exclusión social.

La actitud mantenida tradicionalmente por la sociedad, asigna un papel de marginación a las personas con discapacidad, ya que las ubican entre los atípicos y pobres, con un denominador común de dependencia y sometimiento.

Algunas de las principales apreciaciones y definiciones dadas al concepto de actitud han sido variadas y distintas. Una selección de las más destacadas podría ser:

  • Thomas y Znaniecki (1918): «Es una tendencia a la acción».
  • Thurstone (1928): «Es la suma de las inclinaciones, sentimientos, prejuicios, sesgos, ideas preconcebidas, miedos, amenazas y convicciones acerca de un determinado asunto».
  • Sherif y Cantril (1945): «Es un estado funcional de disposición».
  • L. Doob (1947): «Es una respuesta implícita, capaz de producir tensión, considerada socialmente significativa en el entorno social del individuo».
  • I. Chein (1948): «Es una disposición a evaluar de determinada manera ciertos objetos, acciones y situaciones».
  • Krech y Krutchfield (1948): «Es un sistema estable de evaluaciones positivas o negativas, sentimientos, emociones y tendencias de acción favorables o desfavorables respecto a objetos sociales».
  • Katz y Stottland (1959): «Es la tendencia o predisposición a evaluar».
  • Newcomb (1959): «es una forma de ver algo con agrado o desagrado».
  • Sarnoff (1960): «es una disposición a reaccionar de forma favorable o desfavorable».
  • Secord y Backman (1964): «Son ciertas regularidades en los sentimientos, pensamientos y predisposiciones a actuar respecto a algún aspecto del entorno».
  • Sherif y Sherif (1965): «Son las posiciones que la persona adopta y aprueba respecto a objetos, asuntos controvertidos, personas, grupos o instituciones».

CURSO Monitor en integracion de personas con Discapacidad Intelectual

Integracion discapacitados intelectuales

Creencias erróneas:

Según distintos estudios e investigaciones se puede decir que existen creencias erróneas en cuanto a las actitudes hacia las personas con discapacidad:

  • «Las actitudes de los otros tienen gran poder y ejercen efectos negativos en la conducta de la persona con discapacidad»: Las actitudes y expectativas influyan en el comportamiento pero este efecto se produce sólo en circunstancias muy especiales.
  • «Las actitudes hacia las personas con discapacidad son negativas»: Parece que las actitudes están influenciadas por el grado y clase de discapacidad, situación interpersonal, características tanto de la persona con discapacidad como la que no.
  • «Las personas con discapacidad tienen bajo autoconcepto»: Esto no tiene por qué ser así ya que ante el fracaso y rechazo las personas podemos menospreciar la experiencia o adecuación de los juicios o bien alejarnos de la fuente de la que nos llegan esas evaluaciones negativas.
  • «Los profesionales que trabajan con personas con discapacidad tienen actitudes favorables»: Es inapropiado generalizar actitudes según el rol que desempeña.

La discapacidad está con demasiada frecuencia sometida a omisiones y sesgos que expresan y fomentan prejuicios y estereotipos que mantienen y alientan actitudes negativas injustas. Las estrategia para la integración social requiere promover y desarrollar actitudes y habilidades personales útiles para una convivencia gratificante, y descubrir y reforzar ocasiones para esta convivencia.

Para lograr actitudes favorables hacia una convivencia social positiva, es preciso defender valores y prácticas solidarias, y luchar contra toda forma de intransigencia, sea cual sea.

Los cambios de actitud en la sociedad son producto de procesos muy largos, pero ante la magnitud y las repercusiones que representan para la sociedad las discapacidades se debe iniciar un largo camino donde es necesario privilegiar los aspectos de prevención, hacer una amplia difusión de los centros de rehabilitación, intervenir directamente con las familias de las personas con discapacidad, fomentar el autocuidado de la salud y sobre todo de nuestra integridad física, no solo por que afecta este fenómeno a casi la mitad de la población sino por que todos estamos en riesgo de padecerlas.


Curso a distancia Monitor-a en integración de personas con discapacidad intelectual en el tiempo libre